Justicia de Salud en Roseland

En asociación con Sanación del Pueblo (Town Healing), un proyecto de North Bay Organizing Project, nos reunimos en Roseland, Santa Rosa para aprender sobre las toxinas ambientales y cómo podemos empoderar a las comunidades saludables.

Roseland es un vecindario 65 % latino que ocupa el lugar más bajo en bienestar de todos los vecindarios del condado de Sonoma según el Índice de desarrollo humano estadounidense (Burd-Sharps et al., 2014). Los residentes enfrentan un acceso limitado a ingresos seguros, alimentos saludables, aire limpio, espacios verdes y atención médica asequible.

Juntos caminamos desde Dollar Store, hasta Roseland Elementary, al otro lado del arroyo, hasta Bayer Farm de Land Paths, deteniéndonos para notar los pesticidas rociados a lo largo de las aceras y para hablar sobre la calidad de los almuerzos que se sirven en nuestras escuelas. Nos reunimos en círculo, manteniéndonos firmes como un grupo de mujeres comprometidas con la salud de nuestros hijos y confiadas en nuestra capacidad para hacer algo al respecto. Si se puede!

Celebramos las victorias recientes que prohíben la fumigación con pesticidas Round Up en los parques de la ciudad de Santa Rosa y el voto unánime de los supervisores del condado de Sonoma para reducir el uso de pesticidas sintéticos en terrenos públicos en todo el condado. https://www.conservationaction.org/our-victories/

Después de nuestro paseo, nos dedicamos a picar hoja de alcachofa, piel de naranja, raíz de diente de león y semillas de cardo mariano, plantas que crecen a nuestro alrededor y que pueden ayudar a nuestro organismo a eliminar toxinas. Las hojas y raíces amargas ayudan a nuestro hígado en sus funciones innatas de limpieza.

¿Sabía que el hígado contiene un sistema enzimático único que coevolucionó con las plantas y que este sistema puede desintoxicar casi todo lo que encontramos ahora? Farmacéuticos, pesticidas, estrógenos: ¡Compruebe! Aceites de cocina rancios, olor a auto nuevo, hormonas del estrés: ¡Sí! Tu hígado lo descompone todo.

Las plantas cortadas fueron barridas en tinajas, cubiertas con alcohol orgánico de caña y distribuidas al grupo para su custodia. La fabricación de medicamentos a base de hierbas requiere que la planta se macere durante al menos un mes antes de ser prensada para su uso. ¡Un mes después nos reuniríamos para compartir nuestra medicina y avanzar como comunidad que aboga por la justicia en la salud!

Yerba Santa Fuerte en La Luz en Sonoma

Un año después de los devastadores incendios, nos reunimos con la comunidad Latinx en el Centro La Luz en Sonoma para nutrir nuestros pulmones y curarnos del dolor. Hicimos un círculo en la cocina para compartir testimonios de evacuación que aún estaban vivos con el trauma y para preparar un lote de jarabe fresco de Yerba Santa.

Yerba Santa, un arbusto originario de los pastizales de California (especialmente aquellos tocados por incendios forestales, ya que sus semillas germinan con el calor), apoya la salud pulmonar al tonificar el tejido respiratorio. Sus hojas pegajosas están llenas de aceites volátiles que actúan como un poderoso expectorante, ayudando a equilibrar y calmar las condiciones de los pulmones húmedos. La yerba santa se usa tradicionalmente como hierba sagrada para liberar el aliento y liberar la tristeza profunda.

Lu Lu compartió que cosecha Yerba Santa fresca y la envasa en compresas tibias para la tos húmeda. Otros estuvieron de acuerdo en que es una excelente adición a los caldos.

Mezclamos la Yerba Santa, con saúco, escaramujos y tomillo a fuego lento y la cocina abarrotada se llenó con su aroma cálido y especiado. Revolviendo con miel cruda local, pasamos el jarabe terminado para que todos lo probaran. Yerba Santa ¡FUERTE! ¡Un jarabe de inmunidad hecho en comunidad que fortalece nuestra resiliencia y recuperación!

Nuestro grupo en crecimiento está haciendo planes para visitar los jardines de los demás, compartir semillas de plantas medicinales y preparar más medicina comunitaria.

Inauguración en el Jardín de Sanación de Corazón

Nuestro primer taller en el jardín comunitario de Corazón Healdsburg se sintió como un almuerzo campestre con viejos amigos. Nos quedamos mirando el jardín, cosechando flores de caléndula para el taller de elaboración de aceite medicinal del próximo mes. Docenas de plantas radicales de caléndula se han liberado de sus camas de jardín para apoderarse del espacio, que consta de 20 parcelas cuidadas por familias del vecindario. Hasta el momento tenemos milenrama, amapola de California, salvia blanca, valeriana, epazote, toronjil, menta y borraja creciendo en abundancia. José y Mercedes, que viven a la vuelta de la esquina, vienen todos los días con su hijo a regar.

Al mediodía nos trasladamos a la sombra para intercambiar recetas y remedios para la Diabetes Tipo II, una enfermedad crónica que afecta al 11% de los latinos en el condado de Sonoma. Nos enfocamos en estudios recientes que muestran la correlación entre el estrés y el azúcar en la sangre. Después de garabatear los ciclos de producción de insulina pancreática y los niveles de cortisol en una pequeña pizarra, intercambiamos recetas familiares de nopales asados ??(nopales a la parrilla), verdolagas de chile verde (verdolagas en salsa de tomatillo) y salsa de tomatillo con ajo crudo. Los nopales, las verdolagas y el ajo crudo se usan tradicionalmente en México para reducir los niveles de azúcar en la sangre en diabéticos tipo II. Compartimos un almuerzo compartido de frijoles a la olla (frijoles de la olla), ensalada de col rizada del jardín, sandía y té de jamaica endulzado con miel local.

Durante el almuerzo, compartimos nuestras historias sobre la superación de desafíos de salud como el cáncer, el dolor de espalda y el estrés crónico. En un testimonio particularmente conmovedor de las raíces, la resiliencia y la recuperación, una participante compartió su proceso de darse cuenta de que un evento traumático en su primera infancia había provocado migrañas crónicas y una enfermedad reciente que amenazó su vida. Hay una sanación poderosa en esta oportunidad de compartir nuestras historias y nuestros caminos hacia la recuperación.

¡Estamos muy agradecidos por los corazones abiertos y las manos trabajadoras de los jardineros y herbolarios de la comunidad que se unen para los talleres de bienestar del Autobús Botánico en Corazón Healdsburg!

Una Historia de Resiliencia Latinx: Conexión Durante COVID-19

La semana pasada nos reunimos en línea en nuestras casas separadas para aprender sobre la cosecha de hierbas medicinales, de la promotora de salud, María de Lourdes Pérez Centurión. El taller nos reunió en Zoom, 15 pantallas de computadora cuadradas en vivo se fusionaron mientras algunos bebían su café, algunos preparaban comida para sus familias y otros preparaban para los ajetreados días de trabajo que se avecinaban. Conocer a las personas donde se encuentran ha sido el núcleo de nuestro trabajo desde la fundación de nuestra clínica móvil. Durante la pandemia de COVID-19, conocer gente en línea en sus cocinas, automóviles estacionados y lugares de trabajo, irónicamente, nos ha acercado más a este compromiso.

El poder de esta nueva conectividad quedó muy claro en nuestro taller de La Cosecha. Los participantes se unieron a nosotros desde Michoacán, México y Ciudad de México, San Francisco, California y todos los rincones del condado de Sonoma. Nuestro taller internacional, originalmente programado para una hora, se convirtió en tres horas. Hablamos de las fases de la luna, el movimiento del agua dentro de las plantas y, en última instancia, el movimiento del agua o la fuerza vital dentro de todos nosotros. Nos emocionamos hasta las lágrimas cuando compartimos traumas y nos miramos mutuamente en busca de la afirmación de nuestra fuerza colectiva como mujeres y madres.

Nos encontramos en la “misma habitación”, un grupo de mujeres BIPOC y Latinx de todas las edades, creando un lugar seguro para explorar nuestro poder, nuestros límites y oportunidades para el cuidado personal. Nuestra conexión con la tierra, las plantas y entre nosotros sigue siendo fuerte. Si bien esperamos volver a conectarnos en persona, nos conmueve la capacidad de resiliencia de nuestra comunidad Latinx.

Salud mental + cuidado culturalmente relevante para trabajadores agrícolas

En The Botanical Bus Farmworker Clinic: el 88% de los clientes latinos e indígenas reportan estrés agudo en forma de ansiedad, depresión y fatiga. El 36% de este grupo identifica su estrés como debilitante. Creemos que esta crisis de salud mental debe abordarse con una atención culturalmente relevante, una atención que potencie el bienestar a través de la autocuración.

La atención culturalmente relevante honra el conocimiento de nuestra abuelita sobre la medicina vegetal para calmar los nervios y aliviar la tos. Honra la forma en que huele la tierra donde nacimos. Nos permite sentirnos vistos, respetados y capaces de cuidar de nosotros mismos.

La herbolaria y la terapia de masaje están en el corazón de las tradiciones curativas indígenas y latinas. En nuestras clínicas, somos testigos del poder de estas terapias confiables y efectivas para conectar a las personas con un sentido vital de sí mismos y del lugar.

Según un estudio reciente publicado en el Journal of Agromedicine: del 20 % de los trabajadores agrícolas que acceden a la terapia de masaje, el 85 % busca tratamiento para una afección aguda y el 100 % siente que el tratamiento es muy útil. Y del 65 % de los trabajadores agrícolas que usan hierbas medicinales, el 79 % busca tratamiento para una afección aguda y más del 90 % los ha encontrado muy útiles. (Arcury, Furgurson, O’Hara, Miles, Chen y Laurienti)

“Me siento mucho mejor. Vine estresada y angustiada y me voy mucho mas liviana. Me siento mucho mejor. Llegué estresada y ansiosa y me voy sintiéndome mucho más liviana”, comparte un cliente reciente de The Botanical Bus Farmworker Clinic.

En nuestras clínicas, los clientes son recibidos con música, tamales y agua fresca de hierbas. Las estaciones de atención cuentan con profesionales bilingües y biculturales que brindan masajes, quiropráctica, acupuntura, terapia somática y herboristería clínica.

Los defensores de la salud de la comunidad de Promotora dirigen talleres de bienestar sobre el apoyo a la diabetes, el alivio del estrés y la inmunidad, todos los temas determinados por la evaluación de las necesidades de la comunidad. La atención culturalmente relevante empodera a las personas para incorporar su conocimiento intergeneracional de la salud y buscar terapias de salud mental complementarias y convencionales.

Nuestra comunidad latinx e indígena enfrenta una exposición desproporcionada al estrés tóxico de los determinantes sociales de la salud, incluida la seguridad económica, el estado migratorio, el acceso a seguro médico, el hogar seguro y los entornos laborales. Al invertir en Promotoras y en atención médica culturalmente relevante, defendemos la equidad en salud y enviamos un mensaje contundente: “Nuestro conocimiento y poder para cuidarnos a nosotros mismos y a nuestra comunidad es parte de quiénes somos y de dónde venimos”. Thomas A. Arcury, Katherine F. Furgurson, Heather M. O’Hara, Kenya Miles, Haiying Chen & Paul J. Laurienti (2019) Uso de terapias convencionales y complementarias entre trabajadores agrícolas mexicanos en Carolina del Norte: aplicación de la I-CAM-Q, Revista de Agromedicina, 24:3,257-267, DOI: 10.1080/1059924X.2019.1592049

DOI: 10.1080/1059924X.2019.1592049

Nopales asados de Angeles

Nopales or nopalitos are the pads of the nopal or prickly pear cactus, well known for its high antioxidant, vitamin, mineral, and fiber content. Nopales contain quercitin, a highly anti-inflammatory flavonoid specific for the treatment of allergies. And they are traditionally used throughout Mexico to lower blood sugar in type II diabetics. This paleo-friendly recipe is also a good way to cut the carbohydrates out of your sandwich.

Angeles learned to de-spine the nopal pads when she was seven. Her abuelita showed her that it’s all in the secret of holding the knife. She holds the nopal pad at its base with a fork over a sink lined with newspaper, and moves the knife down across the face of the cactus at a 30-degree angle. When all the spines are removed, she peels the sides of the pad.

  • 2 nopales
  • olive oil, enough to lightly coat the pads
  • dash of salt pepper
  • sandwich fillings of choice: we like grilled queso fresco, organic salsa, and grass-fed steak

After removing spines, lightly coat nopales with olive oil and grill or sauté over medium heat until just brown (about 2 min on each side).

Add a dash of salt and pepper and use as the sides in your sandwich of choice. If you leave the grill/pan hot you can grill some queso fresco and/or grass-fed steak. Drizzle with Norma’s tomatillo salsa!

<–Regresar

Hummingbird “Joyas Voladoras”

por Katherine Tuider

Over warm bowls of Chupe de Pescado (Peruvian fish stew), I sat down with our newest team member and The Botanical Bus’s Clinic Coordinator, Yatziry Galvan, to learn more about what inspired her to serve her community and embark on a new journey of herbalism.

At the sound of rain, Yatziry is transported back to family dinners on the beach in Oaxaca. After a long day of work, her grandparents would take little Yatziry to watch the sun set into the Pacific, rain or shine. Yatziry’s large brown eyes smile as she recalls this memory, one that is filled with such warmth, love and security.

Yatziry lived in a small village near Puerto Escondido, Oaxaca, Mexico. Her parents entrusted her to the care of her grandparents so that they could seek out economic opportunities for their family in Napa, California. Each day,Yatziry would help her grandmother at their barbacoa stand, marinating the chivo (goat) meat her grandfather had butchered, and then steaming it all day long. The vapor from the pot would radiate out through holes of the clay top, warming tortillas for the next customer. Yatziry remembers the mouthwatering combination of juicy chivo, soft tortillas, salsa verde and a squeeze of lime. Though they did not have a lot of money, this was a very happy time in Yatziry’s life.

Comenzando una nueva vida.

When Yatziry was seven years old, her parents brought her to the US to live with them in Napa, California. They were able to place her in a bilingual school, easing her transition, but certainly not eradicating the tremendous culture shock she experienced. The following year, she changed schools. Being one of the only Latinx kids at the school, she felt isolated not only culturally, but also linguistically because she did not speak English. Napa then and now, is a town of tremendous economic disparity between the vineyard owners and the farmworkers who tend their vines, and Yatziry’s elementary school was no exception to this socioeconomic chasm. Though both of her parents worked all of the time, they were paid very low wages, and so money was tight. Yatziry remembers having very few clothes, and the ones she did have were ill-fitting.       

This feeling of being an outsider in a foreign land continued on until her freshman year of high school when Yatziry slowly began to feel at home in Napa. Yatziry attests that a key person in this transition was her best friend, Marisol. Though Marisol had moved away from Napa when they were in elementary school, Yatziry was thrilled to see Marisol reappear in her freshman art class. Marisol helped Yatziry navigate the challenges of being bicultural, bilingual and low-income in a town that was monocultural, monolingual and expensive. As Yatziry’s confidence and sense of belonging began to build, one thing became very clear to her—if she wanted to break free from the harsh economic realities that her hardworking family faced, she needed to go to college.

La DREAMER

A dedicated student, Yatziry was excited to begin the process of applying for college her senior year of high school.  She was devastated to find out from her college counselor and teachers that her dream of going to a four-year institution was not possible because she was undocumented. Despite door after door closing on her goal of going to college, she remained resolute to pursue higher education. She then found a new scholarship called TheDream.US inspired by the DREAM Act that would cover the costs of attending  college. Yatziry shared that she was the first student to receive this scholarship at Sonoma State University, which inspired her to work at the school’s Dream Center, and as a student ambassador where she helped other undocumented students navigate higher education and helped inform high school students how to apply for and finance higher education.

Yatziry completed her first two years at Napa Valley College and then was able to transfer to Sonoma State, where she graduated with a B.S. in Business Administration with Cum Laude Honors. During her time at Sonoma State, Yatziry was awarded both a national and state fellowship. She continued her work empowering other undocumented students to seek educational opportunities, as well as her younger siblings and cousins. Yatziry smiled as she admitted that she made all of her younger family members take the AVID (Advancement Via Individual Determination) course in high school, which helps prepare students for college and their careers. Reflecting on her youth, Yatziry shared,

“The struggles that my family and I faced, both economically and because of the language barrier really motivated me to help others in my community that might be facing some of the same challenges. My hope is to be that helping hand that I needed growing up.”

El Diario de Hierbas de Yatziry

When asked about what lead her towards herbalism, Yatziry shared that she recently embarked on this journey this year when she decided to prioritize her mental health. She realized that after a lifetime of trauma, struggle and challenging familial dynamics, it was time to prioritize her own wellbeing, and so she booked her first trip to Maui. There she participated in a profoundly healing retreat based around meditation in nature that shifted her attention towards herbalism. Slowly, memories of herbal remedies that her grandmother utilized when she was a child began to come back.  Yatziry shared,

“I think that herbal medicine has come into my life to reconnect with myself, with my roots, my ancestors, madre tierra (mother earth) and to my community as well. Being a part of The Botanical Bus has brought me deep healing and it is so incredibly rewarding to be able to help create a bilingual, bicultural space where our community can come together to nurture each other.”

Recalling her birth story, Yatziry said that she owes her life to herbalism. Her mother had gone into labor when she was only seven months pregnant, and they lived over three hours away from the nearest hospital. While experiencing contractions, her mother hobbled onto the bus for the long ride to Jamiltepec, Oaxaca. When she arrived, all of the beds were full, and so she had to wait on the floor until a bed opened up for her delivery. Yatziry was moved to an incubator, but there was nowhere for her mother to stay so she continued to sleep on the floor after having just given birth. Eventually, her mother needed to return home to heal herself as well, so they took Yatziry home, tiny and weak. Yatziry’s grandmother told her that they used herbal remedios y recetas (remedies and recipes) to nurse Yatziry to health. Yatziry never learned the exact contents of those herbal remedies, and so her new goal is to spend more time with her grandmother, and write down her remedios y recetas. Thankfully, Yatziry’s grandmother was able to move to the US a few years ago, and so Yatziry tries to see her every week.

As The Botanical Bus’s Clinic Coordinator, Yatziry works directly with our Promotoras (Community Health Advocates) to facilitate Farmworkers Clinics and Wellness Workshops, as well as participate in our Promotora Training Program. She has been able to develop friendships with the Promotoras, who have been seminal in her herbalism education. At a recent Wellness Workshop Yatziry co-facilitated with Promotora, Lulu Pérez, she found herself drawn to Salvia (Sage). As Lulu and her discussed the healing properties of this plant, a hummingbird buzzed by, dipping its perfectly designed beak into the Sage flower and relishing in its sweet nectar. Yatziry paused mid-sentence to marvel at not only the beauty of this Joya voladora (hummingbird or translated literally “flying jewel”), but the significance of seeing this tiny creature with an enormous heart at this particular moment: her grandmother adores hummingbirds.

As Yatziry deepens her knowledge of herbalism, she realizes that the knowledge is already within her through her matrilineal line. For her, herbalism is a re-learning and healing of memories.

Champurrado superpoder de Abuelita Linda

Esta bebida caliente y tradicional se prepara con masa de maíz, cacao, canela y almendras. Servido caliente durante la temporada de invierno, junto con tamales y churros, el cálido sabor dulce es sustento en sí mismo. Hemos agregado raíces adaptagénicas, medicinas a base de hierbas que mejoran la capacidad del cuerpo para sentirse tranquilo, con los pies en la tierra y en alto. Esta receta fue perfeccionada por Abuelita Linda, ¡cuya magia en la cocina lo cura todo!

Y en el espíritu de reunirse alrededor de la mesa con familiares y amigos, esta receta sirve para unas 12 personas. Pero si solo eres tú y un buen libro, puedes reducirlo fácilmente o guardarlo en el refrigerador durante varios días.

INGREDIENTES

  • 10 tazas de agua
  • 2 ramas de canela
  • 3/4 taza de masa de maíz orgánica
  • 1 taza fría agua
  • ¼ de taza de harina
  • 2 cucharadas de cacao en polvo
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 tazas de leche de almendras, leche de coco o crema
  • 3 cucharadas de miel o un cono pequeño de piloncillo (caña de azúcar cruda)
  • 2 cucharadas de Farmacopia Super Power Adaptagenic Powder Blend (o su combinación preferida de polvos de Ashwaganda, Maca, Eleuthero, Mesquite y Regaliz)
  • 1 taza de agua fría
  • Guarnición de canela en polvo

INSTRUCCIONES

  • Ponga agua a hervir en una olla grande.
  • Agregue las ramas de canela, tape y deje hervir a fuego lento durante unos 10 min.
  • Mezcle la masa de maíz, la harina y el cacao en un tazón (agregue un poco más de masa de maíz si desea una bebida con una consistencia más espesa).
  • Batir 1 taza de fría agua en la mezcla hasta que todo el polvo se incorpore y quede suave.
  • Despacio eché la mezcla en la olla, revolviendo constantemente para evitar grumos.
  • Si usa piloncillo como endulzante, agréguelo ahora para que el cono se disuelva. Si usa miel, espere para agregar hasta un paso posterior.
  • Cocine a fuego lento hasta que la mezcla hierva a fuego lento, revolviendo con frecuencia para evitar que se queme en el fondo de la olla. Este proceso puede tardar hasta una hora.
  • Deje que la mezcla se cocine durante unos 15 minutos adicionales una vez que haya hervido a fuego lento.
  • Si usa miel como endulzante, agregue ahora. Endulza al gusto.
  • Agregue el extracto de vainilla y la leche elegida.
  • Mezcle los polvos de hierbas en un tazón.
  • De nuevo, como hiciste con la mezcla de masa, bate 1 taza de fría agua en la mezcla hasta que todo el polvo se incorpore y quede suave.
  • Despacio eché la mezcla en la olla, revolviendo constantemente para evitar grumos.
  • Sirva caliente con una pizca de canela encima. ¡Disfrutar!

    <–Regresar

Favoritos de Salsa Casera

La base de una buena salsa además de los chiles es ¡el tomate!

La salsa casera es una de las formas más fáciles de agregar un poco de sabor y un poco (¡o mucho!) de picante a su comida.

Esta primavera nos asociamos con Daily Acts y Left Coast Wholesale para distribuir más de 200 kits de jardinería que incluían Geopot Fabric Pots, tierra orgánica, semillas y una variedad de plantas que incluyen hierbas medicinales, tomates, tomatillos y chiles.

Es hora de la cosecha de tomates y nuestra comunidad tiene algunas de sus recetas de salsa caseras favoritas para compartir con nosotros:

SALSA DE TOMATE EN MOLCAJETE:

INGREDIENTES

  • 8 tomates asados
  • 1 diente de ajo asado
  • 1/4 cebolla, asada
  • 4-6 chiles serranos, asados (al gusto)

INSTRUCCIONES

1. Ase los tomates, el ajo, la cebolla y los chiles en una sartén o comal (una plancha hecha de piedra arenisca) a fuego medio alto hasta que se quemen.

2. En el molcajete moler la cebolla hasta que los jugos comiencen a desprenderse, luego moler el ajo, los tomates y los chiles hasta obtener la consistencia deseada.

3. Agregue sal, si es necesario, dar unos molidos más para combinar todos los ingredientes. ¡Sirve la salsa en el Molcajete y disfruta!

RECETA DE SALSA DE FELIPA:

INGREDIENTES

  • 10 tomates asados, hasta que se quemen
  • 2 dientes de ajo, asados hasta que se quemen
  • 1/4 de cebolla, asada hasta que se queme
  • 10 chiles serranos asados hasta que se quemen

INSTRUCCIONES

1. Coloque los tomates asados, la cebolla, los dientes de ajo, los chiles en una licuadora con ½-¼ taza de agua y presione hasta que todos los ingredientes estén finamente picados y mezclados.

2. Agrega sal al gusto, decora con cilantro y ¡disfruta!

<–Regresar